Yo he venido a hablar de mi libro

Aunque a muchos autores les cueste, ¿quién mejor que ellos para hablar de sus propias obras? Quizás estemos equivocados. Suya es su última palabra y vuestra la última decisión. Pasen y vean: